Mi lista provisional de nacimiento.

¡Muy buenos días! Ya me encuentro algo mejor, aunque no del todo. Tras dos días de relax, me noto algo más descansada. Aún así he decidido extender el período de relax a este fin de semana. Como todo, he dicho “a partir del lunes vuelvo a mi rutina”, pero de verdad. Además aunque no sea lo más recomendado me estoy tomando un café con el desayuno por lo de la tensión baja y algo funciona. Así que ya estoy lista para empezar a hacer una lista provisional de nacimiento. He tomado como referencia la que me dieron en la tienda que os comenté en el post anterior. ¿Quieres saber lo que estoy seleccionando y lo que no? Pues vamos allá.

Borrador lista de nacimiento1. Mamá a los 40.

Borrador lista de nacimiento2. Mamá a los 40.

Para el paseo:

  1. Carrito de bebé. En principio estoy pendiente de que mi amiga Mary me lo preste. Ya os dije que me gusta aprovechar las cosas. Ella me lo ofreció y tan solo me queda confirmar en qué condiciones está, porque es un cochecito que ya ha tenido varios usos. Así que de momento esta es mi primera opción. Si no estuviera bien, ya pensaré cuál compro. Investigaré por si acaso, pero si me queréis ir recomendando alguno lo agradeceré enormemente. Los accesorios del carro dependerán de con cuál cuente finalmente.
  2. Silla de paseo. No he visto ninguna aún, pero leeré opiniones en internet a ver si me aclaro algo.
  3. Bolso de maternidad y bolso porta-pañales. En la lista aparecen por separado y la verdad no entiendo muy bien la diferencia. ¡Soy muy novata en estos temas!😩 Pensaba que con un bolso era suficiente. Bueno en principio este me lo dejaba mi amiga Begoña. Es un bolso de Mayoral en color gris. Aparentemente se ajusta a mis necesidades. No lo he visto físicamente pero, como con el carro, cuando lo vea decidiré si lo añado a la lista o no.
  4. Saco para resguardarse del frío. Conozco a mamás que jamás lo usaron y otras que no pueden vivir sin él. Mi Bego me dio uno que me servirá. Aun así a ver si encuentro alguno que me guste cuando vaya a la tienda.
  5. Arruyo y/o mantita. Tengo uno precioso, en blanco y gris, que me ha hecho a mano una prima de mi madre, Basilia, pero es de verano o entretiempo, así que necesito buscar alguna manta para cubrir la temporada de invierno.
  6. Juguete para la silla. Esto es de las cosas que no son importantes, pero que puedo añadir para personas que no quieran gastarse mucho.
  7. Silla de auto primeros meses Grupo 0. Según he leído hay algunas que pueden durar más tiempo o que combinan grupo 0 y 1. Para encargarla me han hablado de un sitio en Fuengirola que se llama Babyboom y que tienen un servicio personalizado en el que incluso te prueban la silla dentro de tu coche y te dicen cuál es la que mejor se adapta a él y a la seguridad del bebé. Sé que suelen tener un precio elevado, pero en estas cosas creo que lo importante no es el dinero, sino que el niño esté a salvo. Tengo que pedir cita. Ya os contaré.
  8. Funda protectora para la silla de auto. La verdad es que no sé si esto es fundamental. Algunas amigas no lo han usado, así que de momento creo que voy a omitirla.
  9. Portabebés. En Babyboom también te asesoran sobre este producto. No sé si elegir mochila o fular portabebé. Suelo tener problemas de espalda (lumbago, ciática, etc.). Debo elegir el que sea más ergonómico y que proteja mejor mi espalda.

Para el descanso:

  1. Minicuna. Había pensado no usarla, pero me han recomendado que al menos para los primeros meses la tenga, ya que el bebé está acostumbrado a espacios más reducidos (lleva nueve meses en el interior del vientre materno). También estaba pendiente de que un amigo de mi pareja nos la prestara. En fin, tengo que pensar. La segunda opción es comprar un nido para la cuna, pero no sé hasta que punto es cómodo para el niño.
  2. Cuna. Esto sí o sí me lo deja mi amiga Mary (que es más buena que el pan y me hace una reina 😉).
  3. Cuna de viaje con elevador y colchón. Creo que esto es lo que de toda la vida se ha llamado “parque”, o al menos en Málaga lo llamábamos así. Lo considero una de las cosas importantes, aunque también tengo que sondear a mi entorno para ver qué uso le han dado.
  4. Cómoda. Esto lo tengo claro. Voy a comprar una de Ikea que por precio y tamaño se ajusta bien a lo que necesitamos -mi casa es pequeña, así que no puede ser nada muy grande.-
  5. Colchón y almohada. El colchón me lo presta Mary y la almohada me la dejado Begoña, aunque es de recién nacido, de esas para evitar la “plagiocefalia” o cabeza plana. He leído que los pediatras no suelen recomendar el uso de almohadas durante al menos los dos primeros años para no forzar la curvatura natural del cuello y evitar la muerte súbita, de modo que la almohada normal de momento la descarto.
  6. Protector de cuna o “chichonera”. Cuando fui a la tienda a por el regalo de mi amiga ví alguna que me gustó, así que será una de las cosas que sí elija de este comercio.
  7. Edredón. También lo añadiré a la lista. No sé si el normal o el que es tipo funda.
  8. Sábanas. Ya he comprado un protector de colchón y un par de sabanas bajeras, pero no tengo nada más, así que esto es de lo que sí o sí me viene de perlas. Miraré también en la tienda.
  9. Mantas. Eligiré al menos un par de ellas.
  10. Saquito de dormir. Esto es de las cosas que me generan dudas. ¿Lo veis necesario? Sé que hay expertos que lo recomiendan para que el niño no se ahogue con las sábanas, pero no sé si realmente es práctico o no.
  11. Toquilla. ¿Toquilla, manta, gasa, muselina, arrullo, …? Para mí todo tiene más o menos el mismo uso. Sé que siempre se tienen varias, así que alguna añadiré a la lista.
  12. Juguete blandito con música/ carrusel de cuna. No creo que sea imprescindible, pero puede ser un detalle asequible.
  13. Hamaca. Esto sí creo que es imprescindible. Por lo que cuentan mis amigas y lo que me habéis recomendado algunas de vosotras, ayuda bastante a la hora de tener vigilado el bebé y poder tener algo de independencia para hacer las tareas de la casa. Así que sí o sí va a mi lista. ¿Cuál? Eso ya es otra historia. Investigaré.

Para la higiene y la salud:

  1. Bañera. Ya la tengo encargada. Mi amiga Mary se empeñó en que quería regalármela. He elegido la bañera de la marca Stokke que es plegable y me parece muy práctica para espacios reducidos como el de mi baño.
  2. Cambiador. Creo que no es necesario. Al final, por lo que he visto de mis amigas, terminas cambiándolo en la cama, así que lo más probable es que no lo ponga a mi lista.
  3. Capa de baño. Regalo asequible y útil. Pondré un par de ellas.
  4. Neceser con accesorios para baño. Mi amiga Gaby me pidió que le dijera algo para regalarme, así que se lo encargué a ella. He elegido uno de la marca Babymoov que viene muy completo ya que incluye un termómetro digital con punta suave, un aspirador nasal, un par de tijeras redondas, un cortaúñas, una lima de uñas, un cepillo suave, un termómetro para el baño, un anillo mordedor refrigerable y un masajeador de goma.
  5. Esponja. Sé que tienen que ser suaves, lo que no tengo claro es si es mejor naturales o no. He visto alguna de Suavinex. ¿Me recomendáis alguna?
  6. Cosméticos: jabón, champú, cremas, colonias, etc. Este tema es delicado. Algunas habláis mejor de unas marcas que de otras, por lo que tengo que investigar más sobre el tema para elegir bien. Es de las cosas que considero más importantes, porque lo primero es la salud del peque.
  7. Algodón de bolitas y bastoncillos. Bueno esto es de las cosas que creo que no tienen por qué ir en la lista de nacimiento.
  8. Toallitas húmedas. Junto con los pañales, creo que es de los regalos más prácticos que te pueden hacer, así que quien no sepa qué comprar, esto nos vendría estupendamente.
  9. Pañalera. ¿? Supongo que será la papelera especial para depositar los pañales usados. Si es eso, pienso que lo mejor para que no huela es sacarlo cuanto antes de la casa, pero lo estudiaré.
  10. Porta-toallitas. Debe ser de estas cosas “cuquis” que se llevan a juego con el bolso de maternidad. No lo considero necesario, creo que lo omitiré.
  11. Canastilla. Ni idea de a qué se refiere, así que descartado de momento.
  12. Medidor. Imagino que esto será para medir al bebé, así que lo descarto porque no lo veo importante.
  13. Balanza para pesar. Igual que el medidor. En las farmacias ya tienen pesos maravillosos que ahorran tener estos cacharros en casa.
  14. Dosificador de medicinas. 😅 ¿Lo habéis necesitado?

Para la alimentación:

  1. Trona. Aunque al principio no será necesario, sí lo veo un regalo útil para cuando el niño crezca. Sé que ahora algunas combinan la función de hamaca y trona pero, en mi caso, creo con una sencilla será suficiente. De todas formas, cuando vaya a la tienda estudiaré las opciones.
  2. Esterilizador. ¿Os he comentado que mi casa es muy pequeña? Pues no os podéis imaginar cómo es mi cocina. Para que os hagáis una idea, si te pones en el centro y alargar los brazos puedes llegar a cualquier rincón. 😝 Así que cuantos menos artilugios mejor.
  3. Robot de comida. Ídem.
  4. Calienta-biberones. ¡Ummm! La verdad es que no sé muy bien si esto es útil. Quizás si existe alguno portátil lo valore.
  5. Biberones. Ya tengo tres de recién nacido, pero incluiré algunos de otras edades para cuando vaya creciendo.
  6. Surtido de tetinas. También seleccionaré algunas.
  7. Escobilla de biberones. Mi amiga Bego me dio una que me viene genial.
  8. Escurre biberones. No lo veo imprescindible, así que eliminado de mi lista.
  9. Portaleches y tarritos para la papilla. Esto sí que me hará falta, así que me dejaré asesorar.
  10. Chupetes. Igual a Liam no le gustan los “tetes”. Tengo tres de recién nacido y no sé si esperar a que crezca un poco para comprar algún otro de más edad, por si acaso no los quiere.
  11. Protector guarda-chupetes. La idea me parece interesante y seguramente caerá, pero reconozco que soy un poco desastre con las fundas de las cosas y estoy segura de que la perderé. 😜
  12. Vajilla y cubertería. Nunca está de más.
  13. Termo de papillas. Sí o sí. siempre viene bien si sales fuera con el peque.
  14. Cojín de lactancia. Con la mi estupenda almohada envolvente que me compré para poder dormir mejor me conformo. Una cosa menos.
  15. Gasas de alimentación. Compré varias en algunas de mis salidas de compras, así que por el momento no lo voy a incluir.
  16. Sacaleches. Podría estar bien. Espero que me suba la leche para poderle dar el pecho.

Para su seguridad:

  1. Intercomunicador. Con lo pequeño que es mi piso, lo considero inútil, ya que casi que desde el salón puedo ver cada habitación.
  2. Cámara. Igual que el anterior.
  3. Luz de cuna. Aunque no es imprescindible sí que le he echado el ojo a alguna porque me ha parecido mona para decorar. Ya veremos…
  4. Protectores de cajones, esquinas, enchufes, etc. Los de esquinas ya los tenemos, el resto habrá que comprarlos. Todo sea por el peque. Lo que sí tendré que hacer es quitar la decoración que tengo y que pueden estar a mano para Liam.
  5. Barreras. En principio lo paso por alto.

Para jugar y despertar sus sentidos:

  1. Andadores. Según mi madre yo me pasaba las horas metida en el “tacatá”. Ahora creo que los especialistas no lo recomiendan. Haré un estudio, porque en realidad me parece igual de útil que la hamaca, para que el bebé esté controlado mientras que tengo que hacer cosas en casa.
  2. Balancines. Mi Mariquilla me dijo que me daba uno en el que su peque disfrutó un montón.
  3. Mordedor. Muy útil para cuando le salgan los dientes.
  4. Sonajero. Esto es de las cosas que seguramente sea un regalo recurrente para quien no sepa qué regalar o solo pueda y quiera hacer un detalle.
  5. Alfombra de juegos. Siempre me han gustado, porque creo que el niño va descubriendo colores y formas y eso siempre es bueno.
  6. Parques. Sigo con la misma duda: ¿no es lo mismo que la cuna de viaje? Si me podéis ayudar con esto…
  7. Saltador. ¿Saltador, balancín, …? En fin, dudo.

¡Madre mía! ¡Qué de cosas! Siento haberos soltado este tostón, pero necesitaba pensar en todo esto y así, si hay alguien que se atreva a leer cada punto, podéis hacerme vuestras recomendaciones. Si no, lo entenderé y recurriré a las dependientas de la tienda donde haré la lista.

Bueno, ahora me queda hacer un estudio de investigación y terminar el listado. ¡Tranquilos! No volveré a escribirla con lo que elija, pero si encuentro alguna cosa que me parezca muyyy interesante sí que os lo diré por si os ayuda.

¡Buen fin de semana! Me voy a descansar. 😘

4 Comentarios

  1. Cristina Fuertes

    Uuufff, tengo tantas cosas que contarte…te digo lo que he visto yo desde mi experiencia. Que es solo mía, y quizás totalmente diferente a la tuya, pero espero que te sirva 🙂
    Empiezo por lo que domino más: tema porteo ergonómico: te recomiendo que busques una asesora de porteo y mires cual de las mil opciones te funciona mejor. Algunas sirven desde el nacimiento, otras -sobretodo muchas mochilas- sirven a partir de los 6 meses o a partir de que hay control cefálico (3-4meses aprox). Yo me apañé muy bien con el fular elástico Boba y ahora con bandolera de fular tejudo, y una mochila ergonómica.

    Responder
    • Angy

      ¡Buenos días, Cristina! Según me han dicho en la tienda que comento en el post de las sillas de coche también te ayudan con las formas de porteo, así que en cuanto pueda pido cita y que me expliquen bien. Es algo que me gustaría (aunque luego ya se sabe que igual al peque no le gusta), pero necesito que me protejan la espalda, porque la tengo fatal.
      Te haré caso con lo de los andadores y saltadores. En principio, me dan la cuna pero la grande y no tengo minicuna, ni tengo pensado comprarla. Y lo de Montessori me parece muy interesante. Voy a buscar tu post de IG.
      Y por último lo del cambiador, sí que puede ser útil por lo que dices de la espalda. Lo sumaré a la lista.
      ¡Muchas gracias Cristina por todo! Seguro que me viene genial y me acordaré de tus palabras según me vayan surgiendo necesidades. 😘

      Responder
  2. Cristina Fuertes

    Siguiente tema: dormir. Yo compré minicuna de colecho(las que se enganchan a la cama de los padres), y me dejaron cuna normal de ikea. La peque tiene 9 meses y medio y no ha utilizado ni una cosa ni la otra. Ni un solo día…Si te planteas dar pecho, verás que el mito de que los niños duermen del tirón, es eso, un mito. Y para mí, lo más cómodo, es tener la niña al lado y barra libre. Solo te diré que en 9 meses he pasado solo dos noches malas. El resto? He dormido del tirón porque la peque cuando se despertaba se cogía sola a la teta. Ni encender la luz, ni moverme ni nada. Es una elección muy personal, pero te digo que a mí me ha funcionado a las mil maravillas. Te dirán que se acostumbran, que luego no los podrás sacar de tu cama…bah! Conoces a alguno de 15 años que duerma con sus padres? 🤣Bromas a parte, la realidad es que suele ser la opción más cómoda para la madre. Sé que suena una locura no comprarle cama al bebé, y parece que dejes al pobre Liam desamparado…pero en realidad, si la primera noche ves que no te apañas con el colecho, a la mañana siguiente compras la cuna, y santas pascuas! 😉Respecto al nidito para que el bebé se siente más acurrucadito a mí me pareció una tontería, pero una amiga mía me dijo que le había ido fenomenal.
    Saquitos pijama? Lo mismo, si Liam duerme solo, puede ser una buena opción, si decidís hacer colecho, vuestros cuerpos ya le darán calorcito. Tema parque…yo creo que es un trasto más! Cuando necesites hacer cosas por casa, y ya se siente solo, pues sentado en el suelo! Y mientras no se siente, o en hamaquita, o en el portabebés! 😊😍
    Saltadores y andadores, mucho ojito porque las madres les tienen mucho cariño, pero se ha estudiado que son malas para los bebés, las posturas no son ergonómicas y les pasa lo mismo que con las mochilas “colgonas”, afectan a la cadera del peque.
    Respecto a las alfombras estas de juego…nosotros tenemos dos…y casi no las ha usado. Se flipa totaaaalmente con una cosa que se llama la panera dels tresors (la cesta de los tesoros). Es filosofía Montessori, se puede hacer con lo que tengas en casa y salva la vida para hacer cositas y tenerle entretenido…en mi IG tengo un post que habla de ella, creo. Es para a partir de los 6 meses, pero va fenomenal. Nosotros nos arrepetnimos de todos los juguetes, porque no les hace ni caso…y a esto sí!

    Responder
  3. Cristin

    Un comentario más y paro! 😉 respecto al cambiador…valora poner uno encima de la cómoda. Te aseguro que tu espalda te lo agradecerá…

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.